Manuel Azuaje Reverón, Opinión

ESTA NUBE NEGRA –MANUEL AZUAJE REVERON

Confieso que me he contagiado de la razón escéptica, del discurso del desastre y del análisis visceralmente realista.

Confieso que cuando veo a los optimistas, a los llenos de esperanza, a la gente que fue como fui, me siento extraño.

Confieso también que, con ambivalencia, quiero volver a ser como ellos, abandonar todo intento de análisis sesudo y sentir que aún es posible.

Confieso que, en esa inquietud dual, no quiero quedarme con esta nube negra sino avanzar en el optimismo, aunque parezca absurdo.

No quiero contagiar el pesimismo, por eso escucho a los que me trajeron hasta acá, a mis maestros, a mi madre, y no intento contradecirlos.

Los escucho y quiero contagiarme de nuevo de su ímpetu para dejar atrás la enfermedad estéril del pesimismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s